Navarro dispara jonrón y los Gigantes se imponen 4-2 al Licey

Compartir

DIARIO LIBRE

Carlos Sánchez G.

SANTO DOMINGO.- El equipo cibaeño fabricó tres carreras entre el séptimo y el octavo.

Un jonrón de Yamaico Navarro en un octavo de dos carreras le dio a los Gigantes del Cibao su primera victoria de este todos contra todos al vencer 4-2 a los Tigres del Licey, la noche de este martes en el Estadio Julián Javier.

Los Tigres ganaban 2-1 al finalizar el quinto episodio. En el séptimo los Gigantes empataron el encuentro y en el octavo fabricaron sus dos vueltas ante un vacilante Hansel Robles.

Los Gigantes (1-1) ganan su primer juego de la semifinal todos contra todos ante el Licey (1-1), para provocar un empate entre los cuatro semifinalistas de esta pelota invernal dominicana.

Los abridores Steve Moyers, por el Licey y Pedro Fernández por los Gigantes dieron una buena exhibición de pitcheo. El de los Tigres lanzó cinco completas de cuatro hits y una carrera, que fue sucia. Dio dos boletos y ponchó tres. El de los Gigantes tiró cuatro completas de dos hits, dos boletos y siete ponches.

Luis Perdomo (1-0, 0.00) ganó el partido. Perdió Robles (0-1) y Fernando Rodney consiguió un noveno perfecto para llevarse el salvamento.

Los Gigantes marcaron en el tercero, ayudados por un sencillo dle Erick González, un doble de Iván Castillo y un error del antesalista Ronny Mauricio con el que González anotó para la primera vuelta del juego.

En el quinto, llegó la respuesta azul, ante Derrick Loop, quien comenzó la entrada por el abridor Pedro Fernández.

Después de un out, Emilio Bonifacio disparó un doble con el que remolcó a Sergio Alcántara para igualar el encuentro. Enrique Burgos se hizo cargo del montículo. Bonifacio se roba la tercera en el turno de Pablo Reyes, que fue boleado y se estafó la segunda. Un «wild pitch» de Burgos convirtió en carrera la ventaja del Licey.

Los Gigantes igualaron en el séptimo ante Enyel de los Santos, con un sencillo de González al shorts top con el que remolcó a Edgar Figueroa, jugador que entró como corredor emergente por Juan Francisco, que a su vez fue boleado.

En el octavo, vino el palo de Navarro ante Hansel Robles, que se complicó en la entrada al dejar bases llenas. Justin Grimmm se hizo cargo del montículo, hizo un buen trabajo, pero no sin evitar el elevado de sacrificio de Webster Rivas que remolcó a Marcell Ozuna para definir el 4-2.


Compartir