Prosiguen ataques de pandillas al norte de la capital haitiana

Compartir

PRENSA LATINA

PUERTO PRÍNCIPE.- Bandas armadas prosiguen hoy sus ataques en la llanura Cul de Sac, al norte de la capital haitiana, que ya provocaron al menos cinco muertes, según denunciaron residentes.

En los últimos días integrantes de pandillas irrumpieron en Corail, Jérusalem y Onaville, saquearon e incendiaron casas y obligaron a cientos de personas a abandonar sus hogares.

Testigos denunciaron que los ataques comenzaron la semana pasada y los hombres armados intentan identificar las viviendas de los policías para prenderles fuego.

La situación empeoró desde el domingo cuando la policía que frenaba las acciones de las bandas se retiró, deploraron algunos residentes. Además, el transporte público, escuelas y los principales servicios son disfuncionales.

En abril y mayo del pasado año, las hostilidades en la región dejaron unos 200 fallecidos cuando las pandillas 400 Mawozo y Chen Mechan se enfrentaron por el control de los territorios de la llanura de Cul de Sac.

Un informe de la Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos deploró que durante el periodo quemaron 87 viviendas, mientras 158 niños tuvieron que albergarse en orfelinatos tras la muerte de sus progenitores.

También en 2022 los conflictos entre bandas en la zona de Cité Soleil provocaron más de 300 muertes y decenas de miles de desplazados.

La víspera, el primer ministro, Ariel Henry, alentó a los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños a participar en una fuerza multinacional especializada solicitada por Haití para ayudar a la policía a combatir el crimen organizado, tráfico ilícito de armas y municiones, y erradicar las bandas que han tomado como rehén al país.

Se estima que unos 200 grupos criminales operan en el territorio, la mayoría en la capital y sus inmediaciones.

mem/ane


Compartir