Pujols cerró con broche de oro; atletismo y fútbol treparon a las nubes

Compartir

DIARIO LIBRE

Nathanael Pérez Neró

SANTO DOMINGO.- Boxeo sumó tres nuevos títulos del mundo y Horford alcanzó otra dimensión.
El año en el que Albert Pujols culminó su separación del resto de los mortales, en una galaxia donde se requiere del telescopio James Webb para verle la placa, la cuarteta de relevo mixto 4X400 compartió protagonismo, demostrando que al plata olímpica de Tokio no fue casualidad.

Ha sido el lapso de 12 meses donde un equipo nacional de fútbol dominicano, finalmente, ha dado un golpe sobre la mesa que pueda mover los cimientos y mostrar al mundo que en el Este de La Hispaniola también se juega balompié.

El año 2022 ha sido uno de esos tan fructíferos para los atletas dominicanos que servirá de referencia para refrescar y mantener actualizada la memoria sobre acontecimientos personales, profesionales, históricos, políticos y de otra índole que nada tiene que ver con deporte.

El boxeo, eterno representante y animador de multitudes en el patio, se superó a sí mismo con dos títulos del planeta en una misma velada, como el baloncesto, que se acerca a su tercer Mundial en fila y vio a su máximo representante histórico llegar a una final de la NBA.

Pujols y Alcántara

Cuando arrancó su temporada final, donde aseguró que se retiraría sí o sí, pocos apostaban a que Pujols conseguiría los 21 vuelacercas que necesitaba para convertirse en apenas el cuarto toletero que supera la barrera de los 700.

Sin turnos garantizados, sin espacio en un line-up que tuvo en la inicial al eventual MVP Paul Goldschmidt, el de Cristo Rey se revistió de la paciencia de Job y esperó los huecos en la vuelta a su casa, San Luis.

Cuando el 19 de julio se disputó el Juego de Estrellas en Dodger Stadium, adonde asistió invitado por el comisionado Rob Manfred, Pujols solo acumulaba seis cuadrangulares. Cuando regresó al parque de los Esquivadores el 23 de septiembre allí consiguió los dos palos de cuatro bases que necesitaba para darse ese baño de oro que le dio esa capa impenetrable.

Infografía

Lidio Feliz, Fiordaliza Cofil, Marileidy Paulino y Alexander Ogando.

Terminó su carrera con 703 bambinazos y solo espera el verano de 2028 para ver su placa en el Salón de la Fama.

La campaña 2022 en el Big Show trajo un aluvión de noticias agradables, como de costumbre. Esta vez Julio Rodríguez terminó con 12 años sin premios oficiales de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA en inglés) al recibir el Novato del Año de la Liga Americana, con un aterrizaje fulgurante con los Marineros de .284/.345/.509, 28 jonrones y 75 vueltas remolcadas.

El derecho Sandy Alcántara subió al olímpico del pitcheo al hacer méritos para recibir el premio Cy Young de la Nacional con los Marlins. El azuano lo ganó de forma unánime al finalizar con 14-9, 2.28 con 228.2 entradas de labor.

El cielo mundial

Liderados por una Marileidy Paulino que solo es segunda de la campeona del planeta, Shaunae Miller-Uibo, la cuarteta de relevo mixto 4X400 rozó el cielo en los Campeonatos del Mundo de Oregon, Estados Unidos.

Paulino se asoció con Lidio Feliz, Alexander Ogando y Fiordaliza Cofil para darle cuatro vueltas al óvalo de la Universidad de Eugene en tres minutos, nueve segundos y 82 centésimas y colgar sobre sus cuellos metales dorados, delante de Países Bajos y Estados Unidos.

Paulino coronó un año de ensueño al llevarse la plata en los 400 metros planos (49.60) y conquistar la Liga Diamante. En Eugene la épica dominicana se alargó con Cofil llegando sexta en esa especialidad (50.57) y Ogando quinto en los 200 metros planos (19.93). Yancarlos Martínez fue décimo en los 200 (20.21).

El fútbol, al fin

La selección masculina sub-20 convirtió el golazo que el fútbol dominicano buscaba desde 1966 cuando se estrenó en la arena internacional.

Infografía

El seleccionado sub-20 tras lograr la clasificación olímpica en Honduras.

Los juveniles regresaron de Honduras con la primera clasificación a un campeonato del mundo de la FIFA (Indonesia 2023) y, como si todo eso fuera poco, también logró el boleto a los Juegos Olímpicos de París en 2024. Lo hizo dejando en el camino a némesis como Jamaica y a rivales de mayor alcurnia como El Salvador y Guatemala.

Tres campeones

La noche del 20 de agosto se escribió una historia dorada en la enciclopedia del boxeo dominicano, en la ciudad de Hollywood, Florida. El país sumó, por primera vez en un día, dos coronas mundiales de boxeo.

Los invictos Héctor García y Alberto Puello ganaron títulos de la Asociación Mundial de Boxeo en una velada que tuvo lugar en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino de la ciudad estadounidense.

García logró la faja superpluma (126 libras) al imponerse por decisión unánime al venezolano Roger Gutiérrez. Minutos más tardes, La Avispa Puello se impuso por decisión dividida al ruso Batyr Akhmedov para quedarse con la faja superligera (140 libras).

En octubre, Carlos “Caballo Bronco” logró el cetro mediano (160 libras versión CMB) al vencer al mexicano Juan Macías Montiel en Carson, California.


Compartir