Reclutamiento de menores y canibalismo: las confesiones de exjefe de las FARC ante la Justicia de Paz

Compartir

RT

BOGOTÁ.- El exguerrillero reconoció haber dado entrenamiento militar a niños, adolescentes y jóvenes.

El exguerrillero de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Elí Mendoza, conocido como ‘Martín Sombra’, reconoció ante la Justicia transicional de su país que participó en el reclutamiento de 700 menores de edad que formaron parte de ese grupo irregular.

En una audiencia de la Sala de Reconocimiento de Verdad de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), en Bogotá, Mendoza rindió su versión voluntaria como parte del Caso 07, relacionado con el «reclutamiento y utilización de niños en el conflicto armado».

Mendoza, que formaba parte del Bloque Oriental de las FARC, aceptó que hubo presencia importante de niños y menores en las filas del grupo guerrillero, lo que contravenía su normativa interna.

El órgano de Justicia, surgido tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, determinó que en el país suramericano 18.677 menores de edad fueron reclutados por el grupo armado.

Reclutamiento y canibalismo

Blu Radio divulgó parte del video de la sesión donde Mendoza rindió su declaración. El exjefe guerrillero reconoció que en 2007, en un campamento llamado El Barrial, recibió a 700 menores de edad, que padecían distintas enfermedades, para ser entrenados.

«Les enseñé ingeniería militar, explosivos, comunicaciones, enfermería, a construir trincheras», afirmó. Del mismo modo, dijo que los preparó para golpear y ahorcar.

«Saqué 300 que iban para diferentes frentes y bloques y las mujeres son más peligrosas, les gusta mucho aprender», aseguró.

Según sostuvo, adiestró de manera «muy secreta» a «una tropa que comía gente» y que estaba preparando como un plan alternativo para «contrarrestar» a otros guerrilleros, por si se «torcían» (rebelaban).

Durante su exposición, admitió tener serias diferencias con los antiguos miembros del secretariado de las FARC y miembros de la delegación de ese grupo para el acuerdo de paz, Rodrigo Granda y Rodrigo Jiménez, alias ‘Timochenko’.

En la diligencia de la JEP participaron representantes de 286 víctimas acreditadas.

‘Martín Sombra’, también llamado ‘Carcelero de las FARC’, era el encargado de custodiar a militares secuestrados en medio de tomas guerrilleras. Entre los grupos de políticos que cuidó se encuentran la excandidata presidencial Ingrid Betancourt y Clara Rojas, según El Tiempo.

Una advertencia

Mendoza había sido citado a comparecer desde agosto de 2021 ante la Sala de Reconocimiento de ese órgano de Justicia. Como esto no ocurrió, se le dio otro plazo para que se presentara entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre a una diligencia de preparación de la versión voluntaria.

La JEP advirtió que de no asistir a esta actividad iba a ser reportado porque ya tenía un «proceso por negarse a entregar verdad», recoge El Colombiano.

Desde el pasado 26 de julio, el exjefe guerrillero atraviesa un proceso sancionatorio por su negativa a acudir ante esa jurisdicción.


Compartir