Rodney recupera la pólvora a los 45 años y doma la Lidom

Compartir

DIARIO LIBRE

Nathanael Pérez Neró

SANTO DOMINGO.- Tras una vida en el Escogido, se adueña del cierre en los Gigantes.
Los Gigantes llegaron en el sótano del round robin (1-3) al noveno el martes en el Quisqueya, pero un hit de Henry Urrutia lo aventajó en el noveno 3-2 ante el Licey y venían a cerrar la entrada Emilio Bonifacio, Luis Barreras y Pablo Reyes.

El dirigente Luis Urueta no tuvo dudas, apeló a Fernando Rodney para asegurarle un triunfo que fue como un tanque de oxígeno. El samanense lo resolvió con 16 pitcheos; Bonifacio falló con elevado al cuadro y ponchó a Barrera y Reyes, este último abanicando.

Tras 15 temporadas con el Escogido, que lo tomó como primera selección del primer draft de novatos de Lidom (2002) y lo tuvo hasta mayo cuando lo envió a los Gigantes junto a Jumbo Díaz por Domingo Tapia, Rodney se ha adueñado del puesto de cerrador con los campeones.

Lo hace a los 45 años, cuando confiesa que ya juega de “hobbie” y que ni en sus mejores sueños espera esa llamada de las Grandes Ligas.

“Nunca vine con ese propósito, simplemente dije voy a tratar de hacer mi trabajo, que las cosas salgan bien, cualquier oportunidad, cualquier rol, iba a estar conforme”, dijo Rodney a DL.

Aunque reconoce que lanza sus “últimos cartuchos”, se resiste a que otros les pongan fecha de caducidad a una carrera que incluye títulos de Lidom, Serie del Caribe, Serie Mundial, Clásico Mundial y Liga Mexicana de verano. “Cuando venga sintiendo esos síntomas (de la edad) yo voy a entregar los guantes, pero todavía me siento bien, siento el calor del juego”.

En la fase regular con los duartianos trabajó 20 episodios de 13 hits, tres carreras, 12 bases, 18 ponches con ocho salvamentos y efectividad de 1.35. En el todos contra todos, antes de la jornada del miércoles, iba perfecto en dos entradas con cinco ponches y dos rescates.

Otra visión

Solo Rodney y Robinson Canó sobreviven en el circuito de aquel primer sorteo. Fuera del Big Show desde que ganó la Serie Mundial con los Nacionales en 2019 en una carrera que incluyó 11 equipos, tres All-Star y 327 rescates en 951 partidos, La Flecha nunca había salvado más de tres juegos en una fase de Lidom.

¿Se queda Francisco Cordero como el líder de rescates? “Sí, Cordero tuvo la oportunidad y bien merecido”. El “Coco” es el líder de salvamentos entre los dominicanos en la MLB y Rodney estuvo a dos de alcanzarlo.

“No hay espina, si fuera por espina no respondo la pregunta, porque él tuvo la oportunidad hasta llegar ahí, pero yo no la pude, eso es lo que Dios tenía para mí y estoy conforme, yo salí de Samaná sin la preparación, yo aprendí lo que soy en el camino, el juego me ha enseñado. Cuando cogí el rol de cerrador fue casi a mis 10 años en Grandes Ligas”, dijo.


Compartir