VÍDEO/ Incendian una Fiscalía en Perú tras la liberación de los presuntos asesinos de un joven

Compartir

RT

LIMA.- Un estudiante confesó el crimen de Daniel Quispe, de 18 años, y detalló el lugar en el que se enterró el cuerpo que, según la prensa, se encontró en una vivienda abandonada.

Un grupo de personas incendió las oficinas de la Fiscalía en Huanta, en la región peruana de Ayacucho, en protesta por la puesta en libertad de los presuntos implicados en el asesinato de Daniel Quispe, un joven de 18 años, el pasado fin de semana.

«Ante la toma del local de la Fiscalía en Huanta por pobladores que incendiaron sus oficinas, coordinamos la inmediata intervención del Frente Policial Vraem, a fin de garantizar la integridad física y seguridad de la población», informó la Defensoría del Pueblo.

Asimismo, añadió que las protestas por la investigación del homicidio «no legitiman la violencia». «Supervisamos actos de investigación del personal fiscal y policial, y acompañamos al padre de víctima, quien pidió nuestra intervención ante la Fiscalía de Perú», agregó.

La emisora RPP citó a una trabajadora de la Fiscalía que detalló que los manifestantes sacaron documentos del interior del local y los arrojaron al fuego.

Varios heridos

Fuentes del equipo de Medicina Legal relataron que varias personas se quedaron encerrados en la segunda planta del edificio y que cuatro trabajadores y un manifestante resultaron heridos.

En un video publicado por la prensa local se aprecia a los manifestantes tirando piedras contra el edificio y destruyendo las rejas. «Pido justicia, porque estos fiscales son unos corruptos (…) se ríen, nos humillan», comentó una mujer a Huanca York Times.

Quispe salió el pasado fin de semana con tres compañeros del colegio y uno de ellos le asesinó en el distrito de Luricocha, provincia de Huanta.

Uno de los estudiantes confesó el crimen y detalló el lugar en el que enterraron el cuerpo que, según la prensa, se encontró en una vivienda abandonada. La Policía detuvo a dos de los jóvenes, pero después los puso en libertad.

 


Compartir